El Niño Perdido

 

TIEMBLA LA SIERRA DE FRÍO
CUANDO EL NIÑO SE EXTRAVIÓ
NOCHE DE RUMBO PERDIDO
DÍAS DE PENA Y DOLOR.

TODO EL PUEBLO BUSCÓ
ENTRE CERROS Y CAÑADAS
Y LA MADRE RUEGA A DIOS
DE QUE NO LE PASE NADA.

TRES DÍAS QUE TRANSCURRIERON
Y UN CABRERO LO ENCONTRÓ.
HA PERDIDO SU ZAPATO,
TIENE ROTO EL PANTALÓN.

MAS SU MADRE LE PREGUNTA
DESHECHA POR EL DOLOR
¿QUIÉN TE CUBRIÓ DE LOS FRÍOS?
¿QUIÉN TE ALIMENTÓ?

Y EL NIÑO QUE ME CONTESTA
CON INOCENCIA Y TEMOR:
“CON SU MANTO ME TAPABA,
HIGO BLANCO A MI ME DIO”.

Y LA MADRE CON SU HIJO
A LA ERMITA SE ACERCÓ,
Y EL NIÑO QUE SE ESTREMECE
CUANDO ANTE EL SANTO SE VIO.

Difunde en redes sociales